“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

martes, 7 de abril de 2015

Tonto y enfermo (1)

El título de esta columna, Tonto y enfermo,  es el diagnóstico que me han hecho dos amables lectores de este blog. El motivo: dar mi opinión –no muy favorable— sobre Izquierda Unida. No me molesta que me insulten de esa manera y lo acepto como el precio a pagar por opinar libremente en este foro. Del casi millar y medio de columnas de este blog y los cerca de tres mil comentarios, apenas media docena de estos incurren en la descalificación  o la amenaza. Recuerdo que hace unos años, cuando publicaban mis escritos en el Diario de Teruel, Francisco Lázaro Polo, ilustre profesor,  me llamó “bobo ocioso e imbécil”. También Inocencio Martínez, entonces vicepresidente de la Diputación por el PAR, me llamó un día por teléfono para ponerme a caldo y amenazarme con llevarme a los tribunales. En el PSOE fueron más drásticos: antes de que Arrufat me prohibiera escribir en el Diario, un tipo que se identificó como abogado se dirigió a mí en una conferencia a la que asistí, me entregó su tarjeta y me insinuó que si seguía por el camino de criticar al PSOE, podría tener problemas. Lo entendí como una amenaza, aunque no le hice mucho  caso. Finalmente, recuerdo que un lector de Montalbán, Ramón Biel,  también me regaló unas hermosas palabras con mucha hiel. A todos ellos les agradezco que me insultaran o me amenazaran sin esconderse, a cara descubierta. En el caso de las dos personas que me han llamado tonto y enfermo, no puedo decir lo mismo puesto que lo han hecho anónimamente. Lo que sí desea este tonto y enfermo es decirle a quien afirma que me ha leído “echar pestes de tus compañeros de periódico, luego de tus compañeros del PSOE, ahora de tus compañeros de IU y seguro que en 2 meses lo harás con tus nuevos compañeros”, que nunca he trabajado en el Diario de Teruel –las columnas las enviaba por correo electrónico—; tampoco pertenecí nunca al PSOE, sí a IU –ya no—.  Y en cuanto a lo que haré en el futuro, será exactamente lo mismo que he hecho siempre en este blog: opinar.  Y aceptar que no todos los comentarios sean elogios. Las críticas, y también los insultos, me mantienen con los pies pegados al suelo.

Evaristo Torres Olivas 

1 comentario:

Cojonera Mc Fly dijo...

Ya quisieran estar lo mitad de sanos que tu, como el chiste del burro empalmao, en cuanto a lo de tonto no lo dicen por maldad sino por pura estulticia.