“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

viernes, 8 de noviembre de 2013

Periodismo de la señorita Pepis (III)

Si el Diario de Teruel fuera un periódico serio y sus periodistas se negaran a escribir propaganda y hacerla pasar por información, los dos artículos sobre la inauguración del nuevo centro comercial se habrían redactado de otra manera.
Cualquiera que se haya paseado por ese hipermercado durante la fase de construcción de la nueva nave, se habrá dado cuento de la cantidad de polvo que se acumulaba en las estanterías y sobre los productos. Un buen periodista se habría puesto en contacto con los responsables de consumo para saber si se realizaban las inspecciones pertinentes y si es permisible que en un establecimiento donde se venden alimentos se acumule tal cantidad de polvo.
Otro elemento que no habría pasado por alto el buen periodista  es la instalación de cajeros de autopago,  que prescinden de la figura de la cajera o cajero: es el cliente quien pasa los productos por el lector del código de barras, los mete en las bolsas, paga y retira el tique. Un buen periodista se habría acercado a esos chismes. Es lo que yo, que no soy periodista, hice, atraído por la novedad—se trata de los primeros que se instalan en Teruel—. Inmediatamente se acercó una empleada y se ofreció para explicarme cómo funcionan. Le comenté que en mi opinión esos chismes diabólicos estaban concebidos para eliminar puestos de trabajo. Tiene usted toda la razón, añadió ella. (Pensé, pero no le dije nada, que pedir a un empleado que explique cómo funciona un cajero de autopago es como obligar a un condenado a muerte a cavar su tumba).
Tampoco se le habría escapado al buen periodista  la desaparición de la panadería situada fuera del hipermercado porque ahora el pan se vende dentro. El buen periodista habría investigado si era propiedad del hipermercado o si se trataba de un negocio independiente. También se habría interrogado si las personas que lo atendían se han ido al paro o se han incorporado como asalariadas del hipermercado.
En lugar de todo eso, los periodistas de la señorita Pepis se han  dedicado a hacer publicidad gratuita y a fotografiar al delegado del Gobierno, a la presi de la Dipu y al alcalde de la ciudad. Eso no es periodismo de trinchera, sino periodismo de alcantarilla.

Evaristo Torres Olivas

Otrosí: Como yo no soy periodista y este es un blog de opinión, me atrevo a pedirles a los lectores que eviten utilizar los cajeros de autopago en los supermercados. También, el autoservicio en las gasolineras y frecuentar los establecimientos de comida basura en los que hay que coger una bandeja, ponerse los cubiertos y vasos de plástico, y colocarse en una fila para que te sirvan una mierda de hamburguesa o tres trozos de pollo con unas patatas aceitosas al mismo precio que un menú en un bar familiar, donde un camarero con chaquetilla y una sonrisa te sirve un menú decente en platos de porcelana, cubierto de metal y vasos de cristal. Por nuestra salud y para evitar que unos cabrones se forren vendiendo mierda y eliminando puestos de trabajo. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con el artículo (y lo que se podría añadir) y también con el Otrosí.

Yo no me he acercado a los cajeros de autopago de este lugar, así que tengo una leve duda, ¿se puede pagar en metálico o, como pienso, son exclusivamente para pagar con dinero de plástico?
Además de trabajar para que no eliminen puestos de trabajo en las cajas, también conviene plantearse que, dentro de lo posible, conviene evitar el uso de tarjetas de crédito. Con ellas los bancos engordan y, sobre todo, perdemos el control directo del (poco) dinero que tenemos.

Por otro lado, no está de más recordar que deberíamos procurar comprar en el pequeño comercio (que presente precios razonables). Entre otras razones,si dejamos que desaparezcan estos pequeños negocios, les esteramos otorgando un poder aún mayor a las grandes corporaciones de la alimentación, hostelería, etc... con lo que aún apretarán más las tuercas a los productores y a los consumidores.

Anónimo dijo...

Evaristo, los del DDT te van a excomulgar.
Recuerda lo que dice la periodista Mari Cruz Aguilar: tú eres gente de la calle, y la gente de la calle no debe decirles a los periodistas lo que tienen que escribir; ellos no están para incomodidades, se limitan a crear un Arcadia feliz (eso es lo que parece el Teruel reflejado en las páginas del DDT)donde lo único importante es que nada se descuadre. Ayer mismo publicaban una importantísima noticia (debe serlo, a juzgar por el tamaño de la fotografía)donde se dice que operarios municipales están procediendo a limpiar los espacios de suelo donde se ubican los contenedores de basura. A este paso, dentro de poco nos contarán que el Ayuntamiento cambia periódicamente las bombillas fundidas. Si es que las cambia; si no, no.

Anónimo dijo...

Si podéis, no echéis nunca gasolina en las gasolineras con autoservicio. Hacedlo en aquellas que tienen empleados. Me da mucha rabia ver que algunos propietarios de negocios de Teruel echan combustible en las gasolineras con autoservicio y luego se quejan de que en sus tiendas venden poco. Si para obtener un mayor beneficio las gasolineras quitan empleados y Teruel tiene menos salarios, ¿de dónde quieren que salga el dinero para que la gente vaya a comprar a sus tiendas?

Bernardinas dijo...

Apoyo la moción, Evaristo. Ahora bien, tal y como está el país, no me extrañaría que la gente pagase por matricularse en un cursillo en el que le expliquen cómo hay que pagar la compra en un cajero. Ten en cuenta que la estrategia del gobierno parte de la creencia de que a muchos ciudadanos les encanta colaborar en que otros ciudadanos lo pasen mal.
Somos así, y, si no, espera a las elecciones y verás, verás.
Por lo demás, todo lo que cuentas del Diario lo leo con verdadera pena. Pero tú aún crees en que las cosas pueden cambiar. Yo no.

Evaristo Torres dijo...

No, Antonio,no van a cambiar inmediatamente: los dueños del castillo controlan todos los instrumentos necesarios para que nadie se mueva: la fuerza, los telediarios (y el Diario de Teruel), las máquinas de meter miedo y los ministros Wert de Fabricación de Ciudadanos Acríticos y Sumisos.
Pero ya que no tenemos escapatoria, si hay que claudicar que no sea como borregos, sino gritando y pataleando.

Anónimo dijo...

Lo de las bombillas lo escribirán si se lo manda el político de turno. Si al político de turno no le interesa que escriban lo de las bombillas no lo escribirán, igual da que sea para decir que las están cambiando como para decir que no las están cambiando. Los periodistas del DDT tienen que comer y no van a criticar a los que les pagan los sueldos. En Tele Aragón pasa lo mismo...todo son trajes de ansotana, migas de pastor, vendimia de Cariñena y parque cultural del Martin. Si el polígono industrial de Teruel está echo una mierda porque la mayoría de las empresas están pasandoselas canutas, de eso nunca hacen reportajes, ahora de los Medievales de Teruel, del ternasco de Aragón, del jamón de Teruel, de la trenza de Almudevar y de la cebolla de Fuentes, nos inflan.

Anónimo dijo...

http://www.globalizate.org/publish

Anónimo dijo...

¡Uy cuántos comentarios, yo creo que te los escribes tu mismo!

Anónimo dijo...

Yo ya hace tiempo que lo hago.A ver si se convencen unos millones más.

Anónimo dijo...

Gracias por desenmascarar y poner en evidencia la manipulación a la que estamos sometidos.
Yo desde siempre practico lo que tu aconsejas. Nunca colaboré ni colaboraré en la destrucción de empleo; no hay que tirar piedras a nuestro propio tejado.
Añado: tampoco he ido nunca, ni pienso ir, a comprar, ni tan siquiera a pasear, a ningún supermercado, centro comercial o tienda en domingos o dias festivos. Estoy a favor de la regulación y de las normas pues sólo así la sociedad puede defenderse de los depredadores económicos y sociales.
ARB

Anónimo dijo...

Gracias por desenmascarar la manipulación y los manejos a los que estamos sometidos por los nuevos señores feudales y por sus escuderos.
Desde siempre he practicado lo que tu aconsejas. No hacerlo significa tirar piedras sobre el propio tejado.
Añado: tampoco se debe ir a comprar los domingos ni dias festivos aunque se empeñen en hacernos creer lo bueno que es para todos. Creo en la regulación y en las normas.
ARB

Trallero dijo...

Empiezo a entender a los Amish.