“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

miércoles, 22 de febrero de 2012

Entre pitos y flautas

 La troika, el triunvirato, el trío, la tresena, la trinidad o el tres en uno, han vuelto a hacer su aparición estelar en  Teruel. Así lo recoge el Diario de Teruel del domingo, 12 de febrero. Doña Mayte Pérez, don Vicente Guillén y don censor Arrufat. De la trinca,  quien más me ha gustado  ha sido doña Mayte. Porque no ha dicho nada. Cosa rara en ella, pero en esta ocasión se ha limitado a hacer de acompañante, de bulto, de florero o de jarrón chino. Para que se lucieran, que es mucho decir, don Vicente y don censor. El motivo de la comparecencia ante los medios era para criticar al PP. En principio, nada que objetar: la oposición está para eso, para controlar a los que mandan y pedirles explicaciones. Pero cuando comparece el que más manda en el PSOE de Teruel,  y que se supone que es el más “pito*”, Vicente Guillén, y toda su crítica consiste en tres frases hechas (“están poniendo paños calientes,  han estado mareando la perdiz y Rudi no pinta nada en Madrid”), uno se pregunta si para decir esas cosas es necesario  convocar a los medios y hacerles desplazar a la sede del partido en Teruel. Con un simple correo electrónico o una llamada telefónica habría sido mucho más rápido y económico. Don censor Arrufat también intervino en la rueda de prensa. Si el primer “pito”, Guillén, no brilló, el segundo, para no eclipsar al jefe, estuvo a su altura.  ¿Qué dijo? Pues otra frase hecha: que los del PP “mienten como bellacos”. Ese es el nivel de un diputado y de un senador por la provincia de Teruel. Estos son los que nos representan en Madrid. Y estos son, y sin temor a equivocarme, los que en el próximo congreso provincial volverán a dirigir el cotarro.  Y eso gracias a la democracia interna de la que presume Guillén. Hace unos días, un militante veterano del PSOE de mi pueblo, cuando le pregunté si había votado a Chacón o a Rubalcaba, me contestó que a él nadie le había preguntado su opinión. Y es que al parecer, los dirigentes del PSOE son tan buena gente que no quieren molestar a los afiliados para fruslerías. Las bases están para los asuntos que realmente cuentan: pagar la cuota, llenar los autobuses que los llevan a los mítines y agitar las banderas.  Para el resto están los “pitos”.  Y las flautas. 
  
*En Villarquemado y en otros pueblos de Teruel, pito,  además de silbato, claxon y pene, significa persona inteligente, viva, despierta.
Evaristo Torres Olivas
Los tres pitos

2 comentarios:

Abogado dijo...

Evaristo: A propósito del comentario que hiciste sobre los que rellenan el curriculum para parecer algo, échale una ojeada en la página web de las Cortes de Aragón a dos representantes por la provincia de Teruel:Fernando Galve Juan del PP y Luis Ángel Romero de IU. El primero dice que es monitor de la escuela de tambores de Andorra y el 2º que es socio de Cruz Roja. ¡Toma ya!

Evaristo Torres Olivas dijo...

Sí,hay que rellenar el espacio con lo que sea. Solamente les falta decirnos que fueron bautizados y se vistieron de marineritos el día que comulgaron por primera vez, a los siete años, y que tienen el servicio militar cumplido, en un cuartel de gastadores de montaña o como adiestradores de la cabra de la Legión.Pero peor que estos dos casos es el de doña Carmen Pobo, presidenta del PP de Teruel, de la Diputación y diputada regional, que en su curriculum afirma que es puericultora. La puericultura o pediatría es una rama de la Medicina y doña Carmen, a lo sumo será auxiliar de puericultura, de jardín de infancia o algo similiar. Pero como el papel lo aguanta todo, pues hala, puericultura sin más, sin decir en qué facultad estudió medicina ni en qué hospital hizo el MIR. Yo entiendo que cueste decir que el título que tiene lo obtuvo de CEAC, CCC, o de cualquier academia de esas de tres al cuarto.