“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

jueves, 6 de octubre de 2011

El universo se expande

Yo, al contrario que Alvy, el niño de la película Annie Hall, de Woody Allen, no estoy deprimido porque el universo se expanda. Es más, me alegro de que se expanda y de que le hayan dado el Nobel de Física a tres científicos que han descubierto que el universo se expande a más velocidad de lo que se creía. Así lo recoge el Diario de Teruel de ayer, añadiendo que “revaloriza si cabe aún más el proyecto que el Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (Cefca) está llevando a cabo con la construcción del Observatorio Astrofísico de Javalambre”. Desde el Pico del Buitre de Teruel, “vamos a poner como mojones en el universo que nos van a permitir saber cuál es su estructura geométrica”, ha declarado Mariano Moles, director del Cefca  . Por lo visto, solamente el cuatro por ciento del universo es materia tal como la conocemos; el resto es materia oscura y energía oscura. Y lo que vamos a hacer en el observatorio es arrojar un poco de luz en tanta oscuridad. A muchos les podrá parecer una tontada que se dediquen tiempo y recursos a investigar los agujeros negros y la velocidad de expansión del universo porque creen que eso no arregla  la crisis económica ni cura enfermedades ni evita terremotos ni la erupción de los volcanes.  Craso error. Es gracias a astrónomos como Copérnico o Galileo, perseguidos por la Iglesia, que vivimos en un mundo mejor. La opinión de la Iglesia en tiempos de Galileo y en los actuales sigue siendo la del Papa Urbano, el que obligó  al astrónomo de Pisa a abjurar de sus descubrimientos: “El hombre no debe pretender saber cómo está hecho el mundo, porque la creación es un misterio de la omnipotencia divina”. Si no fuera por los científicos que constantemente arrojan luz en la oscuridad, todavía seguiríamos creyendo que la enfermedades son causadas no por microbios, bacterias y  virus, sino porque los hombres han desafiado a Dios; que la peste se propagó debido a la relajación de la moral y no a las pulgas, las ratas y la falta de higiene. Si  por los curas fuera, en nuestras escuelas y universidades se estudiaría teología en lugar de filosofía, alquimia en vez de química y en el Pico del Buitre, en lugar de astrónomos, colocaríamos a un par de astrólogos con una bola de cristal y una baraja de tarot.
Evaristo Torres Olivas

2 comentarios:

Bernardinas dijo...

Acabas de describir perfectamente los planes de la zorra de Esperanza Aguirre, dicho sea con la venia del juez Del Olmo.

MAGISTER PEO dijo...

La Espe está echando dinero, que rasca de la enseñanza pública, a colegios que aún están con el disparate del creacionismo. Mucho meapilas. Quizá tengan razón y descendamos de Adán y Eva, incesto y endogamia: todos medio tontos (la Espe, cada vez más votada). ¡Haaala Madrí!