“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

martes, 14 de junio de 2011

¿Casualidad?

Más de una vez he hablado de los profesionales de la intoxicación. Son aquellas personas, grupos, asociaciones que, camuflados bajo nombres o títulos engañosos o incompletos, nos largan su ideología. En el Diario de Teruel ya estamos acostumbrados a los escritos del Foro Independiente de Opinión, que tiene tanto de independiente como Franco de gran estadista. También es curioso el caso de Javier Arnal. Miembro del Opus, del PP, director de Canal Nou en Castellón, escribe con frecuencia en el Diario de Teruel. Durante mucho tiempo, en sus tribunas en el Diario de Teruel, al lado de su nombre figuraba el añadido de periodista o escritor. Ahora, desde hace unos meses, aparece como director de Canal Nou en Castellón. Curiosamente, nunca aparece como miembro del Opus o del PP. Lo que se pretende, a mi entender, es revestir sus opiniones de una capa de periodista neutral, objetivo, cuando en realidad lo que menos destaca de Arnal es la imparcialidad y la objetividad. Tanto los del Foro Independiente como Arnal, se dedican a propagar sus opiniones por todos los medios. Envían el mismo texto a varios periódicos. La semana pasada, aparecía el mismo día y con el mismo título, Ni pepino ni soja, el mismo artículo en el Diario de Teruel y en el Heraldo de Aragón. En el primer caso  firmaba como Javier Arnal, director de Canal Nou en Castellón, y en el segundo, como Javier Arnal a secas. A mí me resulta extraño que un periodista envíe el mismo texto a dos medios diferentes. No tiene mucho sentido, salvo que no nos encontremos frente a un periodista sino a un propagandista. Y la propaganda que difunde Arnal es siempre la misma: ataque a Zapatero,  apología de la derecha, de la Iglesia y del Opus. Me cuesta creer que la aparición de esos textos en diversos periódicos sea fruto de la casualidad, entre otros motivos, porque no son unos escritos de una gran calidad, ni literaria, ni filosófica ni de ningún otro tipo. No descubren nada nuevo ni suponen una mirada diferente sobre un asunto. ¿Por qué entonces, un mismo artículo vulgar y corriente, aparece el mismo día en dos periódicos aragoneses? ¿Quién decide esas cosas? ¿Es casualidad?

Evaristo Torres Olivas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que si, pongamos por caso, fueran desestimados sus escritos por las razones que apuntas, es una persona desde cuya posición se hace más fácil denunciar censura o, simplemente, protestar por ello.
Dicho de otra manera, a ti -p. ej.- pueden echarte y no pasa nada, a este señor... no es tan sencillo.
Por otro lado, el Psoe no puede negarle al PP según qué cosas -y viceversa- y, total, es posible que el PP pase a gobernar la DPT, así que tendremos Opus para rato... (¡si sólo fuera él!).

Anónimo dijo...

¿De quién son los medios de comunicación?, de la derecha PP - PAR ( y del de La Cerollera, vale, pero a este Sr, le "cae" mejor el Señor Arnal que el Sr. Torres, o sea: prefiere a la derecha).

El Heraldo también habrá celebrado la llegada de Rudi,

¿Cuál es la duda? Por qué publican estos textos, está claro. Por qué él mismo día, pues porque los mandó el mismo día y a ambos medios les interesó la misma propaganda.

MAGISTER PEO dijo...

Aunque entran ganas de cagarse en tol copón, hay que estar tranquilos, porque estos señores tienen poco poder de adoctrinamiento, parece que el cerebro humano va evolucionando hacia el sentido común. Hablando de evolución y de cerebro humano me viene a la cabeza el Sr. Belloch, ¡Qué majo! Va y le pone el nombre del monseñor a una calle. Esta legislatura quizá haga lo mismo con los ministros franquistas del Opus, con Marcial Maciel, padre de los Legionarios de Cristo y de algún que otro huerfanito y, me parece bien, el nombre de Nacho Vidal para la calle más larga de Zaragoza.

Evaristo, tú que tendrás buena relación o, al menos, relación censurado-director , le podías decir a D. Juan José que se deje de panfletos ultracatólicos y meta una sección erótica en el periódico, con consultorio y todo. Pero que no filtre las consultas porque si no, ya estamos en las mismas.

Evaristo Torres Olivas dijo...

No es mala idea lo del consultorio; de hecho, las páginas más leídas del "Lucha" son las de anuncios guarrindongos del tipo "te haré gozar sin límites".