“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

miércoles, 25 de marzo de 2015

El refundador que la refunde. Primera parte

Lo peor que le puede pasar a un referente es que el referido no lo perciba como referente. Lo peor que le puede pasar a una refundación es que el refundador que la ha de  refundir sea un mal refundador y no refunde  nada. Todo esto viene a cuento porque tras el batacazo de Izquierda Unida en las elecciones andaluzas, dos de los mejores valores del partido, Antonio Maíllo y Alberto Garzón, han tenido que salir a dar la cara. Lo de mejores valores del partido lo digo sin retintín. Creo que son dos personas capaces y preparadas. Maíllo tiene una larga trayectoria de luchador de la izquierda y profesor, no como político profesional acaparador de cargos retribuidos. Garzón es un hombre comprometido, listo, y además joven, que podría ser la nueva cara de un partido viejo—no en años de existencia sino en sus formas antiguas y su discurso desfasado—. Pero sea por el motivo que sea, en esta ocasión se han limitado a hablar por hablar, a contarnos obviedades o generalidades para salir del paso.  “Pese a los malos resultados”, ha asegurado Maíllo, “seguiremos trabajando como el referente de izquierdas en Andalucía”.  Haber pasado de 12 diputados a 5 va a requerir algo más que trabajo y un poco más de modestia,  y en vez de considerarse referente de la izquierda tal vez tendría que  conformarse con ser aspirante a referente. O aprendiz de referente. O referentillo. En cuanto a Garzón,  ha soltado la siguiente parrafada, que les transcribo tal cual: “Son unos resultados lo que hemos visto esta noche, con los que estamos completamente insatisfechos, que  manifiestan, sin lugar a dudas, la necesidad de seguir construyendo una nueva Izquierda Unida, una nueva Izquierda Unida que sea considerada un instrumento útil para la mayoría social, que es a la que nos dirigimos, a la que se dirige nuestro proyecto político. Nosotros vamos a mirar al futuro, desde luego con mucha esperanza, porque entendemos que somos absolutamente imprescindibles para la transformación social”. Humo, pompas de jabón, blablablá. Izquierda Unida no necesita seguir construyendo. Ya intentó refundarse hace 6 años, con unos resultados nulos. Es un partido que no necesita una mano de pintura y una alfombra nueva para esconder debajo la mierda, sino derribar todo el edificio y levantar uno nuevo en el antiguo solar.

Otrosí: Afirma Maíllo, para justificar la derrota, que "es evidente que los ciudadanos han percibido como un error nuestra participación en el gobierno [andaluz]". Si eso es así, que nos explique por qué los ciudadanos no han castigado de igual manera al PSOE por ir con IU.

Evaristo Torres Olivas
 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú te entrenas cada día para ser cada día más tonto?

Evaristo Torres dijo...

Dos "cada día" no quedan bien en un pensamiento tan corto y tan profundo. Esfuérzate, tú puedes hacerlo mejor.

Anónimo dijo...

Conocí tu blog gracias a una conocida en común y lo sigo habitualmente, pero he de reconocer que cada día me dejas más sorprendida. Te he leido echar pestes de tus compañeros de periódico, luego de tus compañeros del psoe, ahora de tus compañeros de iu y seguro que en 2 meses lo harás con tus nuevos compañeros. Estás enfermo y esa vanidad y prepotencia que demuestras con afán destructivo te hará quedarte solo. A mí ya me cansas y desde hoy quiero ser más honesta conmigo misma y no leerte.
Ana

Evaristo Torres dijo...


Me gustan las personas honestas, aunque su honestidad las lleve a no leerme. Uno me llama tonto, tú, enfermo y prepotente. Que todo sea por la sinceridad y la honestidad. Y por la libertad de expresión.
También te recuerdo la cita de la cabecera de este blog:
"Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

Anónimo dijo...

El PSOE sodomizó al Partido Andalucista, que está prácticamente fenecido; luego sodomizó a Izquierda Unida, que, al paso que lleva, está en vías de desaparición. El próximo que se deje sodomizar —¿Podemos? ¿Ganemos? ¿Ciudadanos?...— , ya sabe lo que le espera.