“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

jueves, 13 de noviembre de 2014

Con la cabeza gacha (3)

Esto no es un colegio, los diputados ya son mayorcitos para saber lo que hacen. Estas palabras las ha pronunciado el portavoz del PP en el Congreso. Así anunciaba que el PP no estaba dispuesto a legislar sobre la justificación de los gastos de sus señorías. Y otra dirigente del PP ha añadido que los diputados y senadores son gente muy responsable y austera. No sé si entre tanto austero y responsable incluirá a Monago y a nuestro Carlos Muñoz. Habremos de concluir que todas aquellas instituciones y empresas que controlan y exigen la justificación de gastos a sus empleados los tratan como menores de edad,  sospechosos,  gente de la que no te puedes fiar,  derrochadores  e irresponsables. Porque a un ciudadano cualquiera, para poder cobrar un solo euro de la Administración, ya sea una subvención, un subsidio o tres euros de kilometraje por asistir a un curso de formación, se le exige que lo justifique todo detalladamente y un simple descuido, como ir a sellar la cartilla de desempleo dos días después de la fecha, es suficiente para que le penalicen con un mes sin recibir la prestación y a la segunda pierda el derecho a cobrar la prestación. Comentaba un lector de este blog que le resultaba sospechoso que los políticos de Teruel ante el caso de Carlos Muñoz no han abierto la boca. Se puede entender que los del PP intenten quitarle importancia al asunto, pero los del PSOE, especialmente nuestros parlamentarios nacionales  Guillén y el censor Arrufat, a los que tanto les gusta salir en los periódicos, no han dicho ni media palabra sobre el asunto. Guillén, que nos castiga con sus infumables artículos de opinión sobre cualquier chorrada en el Diario de Teruel,  no ha dedicado ni media línea para pedir que se hagan públicos y se controlen los viajes de los políticos con dinero público. Ese sería un primer paso, la transparencia, para que los ciudadanos dejaran de considerar a los políticos como una casta privilegiada. Desde aquí, le pido a Vicente Guillén que le pida al Congreso una lista de todos sus viajes y que la publique en su blog o la envíe al Diario de Teruel. Y aprovecho para pedir que Monago se vaya, y que Carlos Muñoz devuelva el dinero de sus viajes privados. Y que lo hagan con la cabeza gacha.

Evaristo Torres Olivas
El Parlamento es mucho peor que un patio de colegio
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El PSOE es, y ha sido siempre, un partido oscuro. Y no tienen intención de cambiar. Guillén y Arrufat pertenecen a la ´casta´(los que llevan media vida o más viviendo exclusivamente de la política), y no tienen ningunas ganas de que esto cambie. Es decir, no quieren perder su estatus de privilegio. Por éso, ahora toca callar. Hasta que la cosa escampe. Luego, a seguir viviendo del chollo y esperar la jubilación (con todos los privilegios que comporta la jubilación de los parlamentarios, nadie sabe bien por qué. Bueno sí: porque se lo han montado ellos mismos).
Confiemos en que Podemos les meta una buena sacudida. Por cierto a los del PSOE, ahora no les gusta que les llamen ´del PSOE´ (por aquello de las malas connotaciones), ahora quieren que les llamen Socialistas, así, con mayúsculas. Algún día, Evaristo, deberíamos hablar de lo que es ser socialista. Y, de paso, de las carísimas camisas de Gant y Tommy Hilfiger.

Evaristo Torres dijo...

Algún día habrá que estudiar el porqué de esa afición de los socialistas obreros españoles a vestir ropas de marca(cara) y comprarse coches marca Audi, Mercedes o BMW. Tal vez sea que al igual que los hombres y mujeres hemos evolucionado desde el mono, los psocialistas han evolucionado del traje de pana con coderas y el seiscientos a la ropa pija y el Mercedes. Y además les gusta comer en los restaurantes caros(especialmente cuando se paga con la tarjeta de las instituciones) y viajar en primera.