“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

martes, 28 de enero de 2014

Aquí no es

Es muy conocido el artículo de Larra, Vuelva usted mañana, en el que se hace una crítica despiadada de la burocracia de su tiempo.  Ciento ochenta años después hemos avanzado poco: la burocracia sigue siendo la misma.
Desde que sufrí el infarto hace más de dos años, consumo una docena de pastillas diarias, lo que supone un gasto en farmacia nada despreciable. Quería saber cómo se fija el porcentaje que pago de las medicinas y le pedí al farmacéutico de mi pueblo que me indicara dónde me podrían informar.  Me recomendó que fuera al INSS, en la Fuenfresca. Allí acudí. En la recepción, la funcionaria que me atendió me indicó que allí no me podían solucionar mi petición. Me envió a la Inspección médica, en el ambulatorio de La Glorieta, donde me comunicaron que  tampoco me podían solucionar el problema y se me quitaron de encima mandándome a otro organismo al otro lado del viaducto. Pero me negué a marcharme hasta que me aseguraran que efectivamente en el sitio al que me enviaban me darían una respuesta.. Una de las funcionaria accedió a llamar por teléfono para decirme a continuación que debería acudir al INAEM en la Fuenfresca. Allí me dirigí y la persona que me atendió, sin ni siquiera dejarme terminar, me dijo: “Aquí no es. Entonces , alcanzado mi límite de paciencia, me puse a hablar en voz alta, para que se enterara todo el mundo de que estaba hasta las narices de que me enviaran de un sitio para otro. Surtió efecto, porque de un despacho salió una señora, seguramente la jefa del tinglado, me escuchó, telefoneó y me aseguró  que me atenderían en el INSS, el primer sitio al que me había dirigido . Pero allí, la misma que me había enviado a la Inspección médica me dijo que para que me atendieran debería concertar una cita previa  para que me dieran día y hora. Toda la mañana perdida y volví a casa sin el problema solucionado.
Mucho nos quejamos de los políticos, y con razón, pero también hay muchos funcionarios que se merecen nuestro desprecio por vagos, irrespetuosos y sinvergüenzas. Esos se merecen no solamente que les congelen el salario y les quiten las pagas extra, sino que los pongan de patitas en la calle y dejen sitio a personas que cumplan con su trabajo. 
 
Evaristo Torres Olivas  

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días, Evaristo: soy funcionario, entiendo tu frustración, pero cometes una gran injusticia con esa generalización sobre los funcionarios. Que sepas que a mí, como a muchos compañeros, más que la rebaja del sueldo y el robo de las pagas extras, lo que más me jode es la infravaloración que ello transmite a la ciudadanía (total, para lo que hacen).
En la función pública también hay gente honrada y que cumple fielemnte con su trabajo. En lugar de disparar contra todos, aprovechándote de los tópicos de siempre, ¿por qué no te preocupas de exigir responsabilidades a quien corresponda? Me parece que, al contrario de tu criterio certero sobre la generalidad de los temas que tocas, en este patinas aparatosamente. O es que, sencillamente, no conoces el paño. Un saludo y buen día, Joaquín.

Evaristo Torres dijo...

Creo que no lo has leído bien. No generalizo ni creo que todos los funcionarios sean unos vagos. En el texto escribo "hay muchos funcionarios que se merecen nuestro desprecio por vagos, irrespetuosos y sinvergüenzas". Si generalizara habría escrito "TODOS los funcionarios...". En cuanto a los tópicos de siempre, en mi caso no es así; estoy contando algo que me sucedió a mí; y en cuanto a exigir responsabilidades a los funcionarios, ayer mismo formulé una denuncia en el Polanco por lo que yo considero una mala praxis de un médico.
Es cierto que hay también muchos funcionarios honrados y que cumplen fielmente con su deber, como dices. Pero esos no deben ser noticia porque hacen lo que se espera de ellos. Tampoco debe ser noticia el mecánico que te arregla el coche sino el que te de cobra una fortuna y no te arregla nada.

Cojonera Mc Fly dijo...

Quien es el responsable del hundimiento del Costa Concordia?
Leyéndote parece ser el grumete.
Hay funcionarios perrunos, pero en la mayor parte de los casos, hay un "capitán" como en el barco naufragado, que además en estos casos es un "GRAN" gestor político, que, mas a mas, cobra un sueldo desmedido.
Cuanto decías tu que cobraba un diputado provincial?
Por otro lado no busques maldad alguna, si lo puedes explicar con autentica estulticia.....
Pero de esto también hay responsable.

Anónimo dijo...

Dice el titular del blog: “En la recepción (del INSS), la funcionaria que me atendió me indicó que allí no me podían solucionar mi petición.”

Y añade luego: “Pero allí (en el INSS), la misma que me había enviado a la Inspección médica me dijo que para que me atendieran debería concertar una cita previa para que me dieran día y hora.”

A ver quién de los que aquí están defendiendo a los funcionarios justifica el trato dispensado al administrado por parte de esta persona.

Anónimo dijo...

Evaristo de buena tinta sé que el suciolisto Guillén va para diputado regional en las próximas elecciones autonómicas y que su amigo del alma el también suciolisto Urquizu ocupara su puesto de diputado en Cortes Generales. ¿Qué te parece?

Anónimo dijo...

Y ¿porque no presentas una queja por escrito indicando el funcionario que no ha realizado correctamente el trabajo?. Ya nos estamos quejando en el bar en vez de hacerlo ante la institución, seguramente si lo hicieramos así alguno se preocuparia mas de hacer su trabajo de manera correcta.