“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto
es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio
y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas
pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo,
lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal
en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa,
que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
-Horacio Verbitsky,
periodista y escritor argentino

lunes, 5 de diciembre de 2011

Lucha intestina

 Ha comenzado una lucha de titanes en Teruel. Dos colosos de la política se enfrentan. Dos genios de la estrategia. Dos lumbreras. Casaus y Guillén. Y cuando dos gigantes se enfrentan, el resultado es demoledor. No es lo mismo que se lancen aguijonazos, puyas y pullas dos pesos mosquito que dos pesos pesados de la política turolense, aragonesa, española y mundial. De momento han elegido sus respectivos blogs para darse los primeros zurdazos y derechazos. Ninguno de los dos es un fino estilista sino todo lo contrario: son marrulleros. Yolanda quiere reiniciar el Partido Socialista. Resetearlo. Que decidan los militantes, que haya primarias, que entre aire fresco. Lo dice cuando se ha quedado sin escaño y ha tenido que volver al tajo de la escuela (aunque la jubilación ya la tiene toda cotizada y perras en el plan de pensiones). Guillén, en cambio, no quiere que cambie nada, que nada cambie para que todo siga igual, que en el PSOE todo funciona como debe y que los experimentos ni con gaseosa La Pitusa. A él, el actual sistema le parece de cojón de pato (o de mico). Los mangoneos en la ejecutiva y la cooptación son mucho mejor que el aire fresco, la consulta a las bases y la transparencia. Para Guillén, es mejor la democracia orgánica (¿a qué les recuerda esto?) que la democracia real. El quinteto Velasco, Guillén, Arrufat, Pérez, Larred estaría en peligro si se abrieran puertas y ventanas, si se subieran persianas y toldos. Guillén no quiere ni oír hablar de elecciones primarias  a la francesa, prefiere que sean a la búlgara para que él y los otros miembros del quinteto logren siempre ser elegidos por aclamación en todas las listas, sin que nadie les vote. Como dice José Ramón Domingo Piñero, fundador de las Juventudes Socialistas de Teruel, en el artículo del Diario de Teruel del día 2 de diciembre, los “secretarios generales, que ya tienen bastante poder y eligen ellos solitos a los miembros de su Ejecutiva, limitándonos los militantes a  pagar puntualmente la cuota y trabajar para los jerarcas”. O Isidoro Esteban Izquierdo, exsecretario provincial y regional del PSOE, quién el día anterior, en el mismo periódico, escribía que le parece “un sarcasmo inaceptable para los socialistas turolenses, que el secretario provincial, Vicente Guillén, fuera refrendado en su puesto por quienes son igualmente responsables que él de la repetida pérdida de confianza de los electores turolenses”. Tal vez estas luchas intestinas sean necesarias para eliminar toda la mierda que se acumula en las tripas de los partidos.

Evaristo Torres Olivas
Arriba, el método a la búlgara, el favorito del quinteto de Guillén; abajo, a la francesa, el que no quiere el quinteto de Guillén

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ese partido fuera mi casa, y Casaus la encargada de limpiarla... me entristecería.
Dificílmente pueden "limpiarla" con el simple hecho de convocar primarias, y tener una democracia interna. Hecho que, por otro lado, no compartirían muchas de las agrupaciones del Psoe de otros lares.
Las ideas del Psoe son las que son, y eso lo comparte el Sr. Esteban y el joven Piñeiro.
Pues bien, con esas ideas, que se vayan a...

Evaristo Torres Olivas dijo...

El Piñero de esta columna no es el Piñeiro de las juventudes socialistas de Teruel en la actualidad e hijo de Vicente Piñeiro, el que estaba enchufado en Platea. Y hablando de enchufados, sería un bonito ejercicio sacar a la luz cómo los dirigentes de los partidos, especialmente PSOE y PP y PAR, a lo largo de los años de "democracia" han ido colocando a los conmilitones, amigos y parentela en las instituciones públicas, en las cajas, etc. A veces, se puede incluso pensar que los cargos en los partidos se heredan, al igual que los títulos nobiliarios o el huerto de los abuelos.

Anónimo dijo...

¡Vaya!, se me coló una "i".

Para quien tenga la capacidad de hacerlo, no sería mal ejercicio, no... .
Ahora que promulgan austeridad podían dedicar al personal del Inaem a otros menesteres y chapar el garito... ¿¡para qué lo quieren, si ya hay partidos políticos!?...

"¿Se le ha acabado la prestación?
No se preocupe, afíliese al partido que menos le disguste de la siguiente lista y ya le llamaremos... (no lea la letra pequeña, ¡eh!...)"

Anónimo dijo...

Eso de que el quinteto es elegido por aclamación se ha producido siempre en toda la provincia, incluida la localidad de Andorra, excepto en Alcañiz, por eso, Guillén y compañía, han destruído la agrupación y han colocado al frente una marioneta, Urquizu.
En la asambea que Guillén dilapidó, se vio claramente que de 101 socialistas con carné, sólo 24 querían a Velasco en las Cortes, 22 a Pérez, y 19 a Larred.
Los socialistas (con o sin carné), a estos no los quieren ver ni en pintura.